No hay nada más incómodo que darnos cuenta en la mitad de nuestro paseo que nos hizo falta este o aquel elemento que nos haría aún más felices en nuestro viaje programado en dos ruedas.

Queremos compartir la pasión de ir en moto, a donde sea, y aportar datos y experiencias para que el viaje cualquiera que este sea, nos llene siempre el alma de alegría.

Para tratar de conservar el orden, iremos de abajo hacia arriba en referencia al cuerpo del piloto de la moto, por tanto comencemos con el calzado. Éste debe ser primero que todo cómodo pero para manejar principalmente, para caminar existen zapatos o botas que no lo son tanto porque su diseño está enfocado directamente a la moto y solo eso. Se debe tener en cuenta que el calzado por seguridad debe cubrir por lo menos arriba del tobillo con un ajuste y tallaje correcto. El mercado ofrece infinidad de versiones en botas para ir en moto, elije las que mejor te queden siempre pensando en la protección y la comodidad. Botas de caña alta, media o baja son propuestas comercialmente por un montón de fabricantes de todas partes del mundo. Es de anotar que las botas cuando son especializadas para montar en moto requieren un tiempo de adaptación porque en ocasiones su estructura y diseño nos puede generar pérdida de sensibilidad inicial en palanca de freno trasero y de cambios, toca ir acostumbrándose y mejor que sea antes del viaje y no durante el mismo.

 

Botas TCX Airtech GTX-XCR

 

Las famosas rodilleras hacen parte ya del imaginario de los viajeros, principalmente noveles, y no está nunca demás usarlas siempre y cuando sean por dentro del pantalón ya que por fuera de este, además de verte como un policía antimotines, su función a la hora de una caída se ve reducida porque se giran y dejan descubierta el área que deberían proteger. Recomiendo usar una “Lycra” de esas que usan los deportistas con telas inteligentes por dentro del pantalón para que las rodilleras no estén en contacto directo con nuestra piel, pero nunca usarlas por fuera del pantalón. Los dos elementos anteriores también se venden en tiendas de motociclismo directas o en línea.

Los pantalones deben ser cómodos sin ser holgados para evitar pliegues molestos que nos tallen y de ser posibles con bolsillos de cierre de fácil acceso y ventilaciones en caso de climas excesivamente cálidos, esto pues para los más técnicos, pero sino con un buen Jean es suficiente, aunque algunos de estos también vienen diseñados como prendas para ir en moto, con protecciones y materiales antifricción de última tecnología, queda pues a elección de cada quien.

El próximo aditamento es digamos de los más importantes para ir en moto, uno de los que más nos caracteriza, protege y nos da imagen ante nuestros hermanos de las dos ruedas, la chaqueta. Por lo general siempre usamos la misma para todas las ocasiones sea viajes largos, recorridos cortos con el grupo de amigos, incluso desplazamientos urbanos, la realidad es que hay una chaqueta para cada uso específicamente, para este caso de los viajes lo mejor sería una chaqueta larga, de las que van más abajo de la cintura y con bolsillos verticales de buena capacidad y fácil acceso y que por lo regular vienen con regulación en la cintura, “liner” interno para el invierno, cremalleras o velcros de ajuste en varias zonas como brazos  y cuello y a veces hasta impermeable interno desmontable. Es importante adquirir la talla correcta de la chaqueta y adoptar en el momento de la compra la postura como si estuviéramos en la moto para detectar posibles arrugas o pliegues que nos molesten a la hora de manejar.

 

IMG_7664r

Las manos son lo que más nos esmeramos en cuidar, son nuestra herramienta principal y dejarlas al descubierto no se nos debe ni siquiera ocurrir, los guantes son posiblemente el accesorio para motociclistas de más alto consumo en nuestro gremio, escatimar en ellos se puede traducir en una molestia constante durante el viaje u obligarnos a detener la aventura a causa de una herida por caída que hubiese sido evitable con los guantes adecuados. Para un viaje son recomendados los guantes largos que cubren más arriba de la muñeca y así se aumenta el área protegida además que la conexión con la chaqueta es mejor y nuestra “armadura” nos protegerá más eficazmente con la combinación de ambos elementos. Importante también el haberlos “domado” antes de iniciar el viaje programado.

Asumimos que el tema del casco este suficientemente definido para cada quien, pero no está demás hacer énfasis en que este debe ser de la talla correcta, debidamente homologado con normas INTERNACIONALES y no con normas de precedencias extrañas amañada y pensada solo con fines comerciales y de popularización de este elemento pero solo para cumplir nada más que con las disposiciones de organismos gubernamentales de tránsito y transporte que a todas luces nada saben, ni les interesa, el tema de seguridad para nosotros los motociclistas.

Existen artículos que sin ser estrictamente necesarios pueden hacernos la vida sobre la moto más fácil y amena si se quiere. Por un lado están los famosos intercomunicadores que se instalan en los cascos para hablar cómodamente con el acompañante, contestar el celular, escuchar música, todo vía “BlueTooht”, incluso permiten comunicación con otras  motos que posean aparatos similares, todo un derroche de tecnología al servicio de los motociclistas.

M-Scala Rider Audio Kit Packtalk2

 

Las prendas como las riñoneras o maletas pequeñas de cintura, los Buff o bufandas para el cuello en materiales elásticos, térmicos y con un sinfín de usos también son valederas a la hora de montar en moto. En todo caso para vestirnos adecuadamente para un viaje en moto la premisa siempre deberá ser “seguridad con comodidad”.